Conecta con Farmacia Jáuregui

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias y actualizaciones de producto.

Entra a tu cuenta

¿No tienes cuenta?

Crea una cuenta

¿Ya tienes cuenta?

Tu carrito (0)

Cerrar
¡Oferta!

A-Derma Exomega Control Bálsamo 200 ml + Aceite de ducha 100 ml

25,95 17,95

Calma la sequedad de tu piel con el Bálsamo DEFI.

2 disponibles

Descripción

A-Derma Exomega Control Bálsamo 200 ml DUPLO

 

Si un cuadro fuese pintado sin mezclar los pigmentos con agua, el resultado sería el de un cuadro que más bien parecería el dibujo perfecto de un desierto con todo el suelo cuarteado. Eso mismo es lo que notas en tu piel cuando no la hidratas de la forma que necesita.

 

A-Derma Exomega Control Bálsamo 200 ml DUPLO

Con el bálsamo DEFI 200ml de A-Derma conseguirás apagar la sed de tu piel gracias a un complejo de activos emolientes naturales ideales para pieles secas y atópicas. Rico en ácidos grasos esenciales omega 6, activo original inductor de filagrina, y vitamina B3, calmarás la irritación de tu piel favoreciendo la reconstrucción de la barrera cutánea.

¿QUÉ ES UNA PIEL DESHIDRATADA?

-Una piel deshidratada es una característica o estado de la piel. Puede aparecer en una piel mixta, seca o grasa. Una piel deshidratada hace referencia a una falta de contenido acuoso.

-Normalmente un estado de deshidratación no es crónico, es decir, la deshidratación en nuestra piel puede ser consecuencia de un fenómeno temporal como dietas, productos cosméticos utilizados, medicamentos; y este estado se puede revertir.

– Una piel deshidratada puede sufrir brotes de acné y formarse incluso comedones.

-En este estado podemos llegar a sentir la piel oleosa y deshidratada al mismo tiempo.

-Para tratar este tipo de piel vamos a necesitar utilizar productos cosméticos que contengan agua y que ayuden a retenerla.

¿QUÉ ES UNA PIEL SECA?

-Una piel seca es un tipo de piel que presenta un déficit en la producción de sebo.

– Esta sequedad no se presenta únicamente a nivel facial, sino también en otras partes del cuerpo.

-Las personas que presentan este tipo de piel suelen sufrir un envejecimiento prematuro.

-Esta tipología cutánea es consecuencia en la mayor parte de los casos de un origen genético.

-Para tratar este tipo de piel recurriremos a cremas ricas en aceites.

En definitiva, la principal diferencia entre una piel deshidratada y una piel seca, es que en una piel deshidratada nos va a faltar componente acuoso y en una piel seca componente graso, para que ambas estén correctamente formadas.

Por otra parte, los síntomas que apreciamos en una piel deshidratada y en una piel grasa también  son diferentes. Una piel deshidratada se presentará como una piel apagada, con falta de luz, rugosa, tirante y con falta de flexibilidad.

En este tipo de piel se apreciará descamación y finas arrugas. Y por su parte, la piel seca tenderá a una mayor descamación, enrojecimiento y picor; aunque ambas compartirán esa sensación de tirantez, sensibilidad y el envejecimiento prematuro. Este conjunto de síntomas en su mayor parte comunes, es otro de los motivos por el que ambos términos tienden a confundirse.