Gastos de envío gratis desde 49,95€

Rutina facial piel seca

¿Con qué tipo de piel seca te identificas?

Rutina skincare piel seca

La piel seca es un estado de la piel que se caracteriza por presentar una menor cantidad de ácidos grasos y lípidos cementantes, lo que compromete la función barrera de la piel. Tiende a deshidratarse con facilidad y es más vulnerable a las agresiones externas como radiación UV, el frío, el viento, los detergentes, alérgenos… Las personas con este tipo de piel tienen una sensación frecuente de tirantez, presentan descamación, se quejan de falta de luminosidad y de notar la piel rugosa. Este tipo de piel es la primera en presentar las arrugas por envejecimiento prematuro, por lo que es esencial prevenirlas con nuestra rutina facial piel seca.

Selecciona tu tipo de piel y descubre tu rutina ideal

Preguntas frecuentes

Resolvemos dudas frecuentes sobre el tipo de piel

¿Qué se considera piel sensible?

La piel sensible es propensa a reacciones adversas, presentando síntomas como enrojecimiento, picazón y ardor.

¿Qué se considera piel con flacidez?

La piel con flacidez y seca puede sentirse áspera, tirante y presentar arrugas más pronunciadas debido a la pérdida de colágeno y elastina.

¿Qué se considera piel resistente?

La piel resistente no presenta problemas al utilizar productos para el cuidado de la piel, no tienen efectos adversos.

¿Qué se considera piel pigmentada?

La piel pigmentada y seca es aquella que presenta tanto la falta de humedad como la presencia de irregularidades en la coloración.

Este tipo de piel puede presentar varias características distintivas que indican una falta de hidratación adecuada y aceites naturales. Algunas de las características de la piel seca en el rostro comunes incluyen:

  • Tirantez: La piel se siente apretada y tirante, especialmente después de limpiarla.
  • Aspereza: La superficie de la piel puede sentirse áspera y rugosa al tacto.
  • Descamación: Puede haber descamación visible, con presencia de pequeñas escamas o áreas secas.
  • Irritación y picazón: Es propensa a la irritación y picazón, lo que puede provocar molestias.
  • Enrojecimiento: Algunas personas con pueden experimentar enrojecimiento, especialmente alrededor de áreas secas o agrietadas.
  • Líneas finas: Las líneas finas y arrugas pueden volverse más pronunciadas debido a la falta de humedad.
  • Piel opaca: A menudo carece de un brillo saludable y puede lucir opaca.
  • Sensibilidad: Es más propensa a la sensibilidad, y puede reaccionar negativamente a ciertos productos o condiciones climáticas.
  • Dificultad para retener el maquillaje: Puede tener dificultades para retener el maquillaje, lo que puede llevar a que se acumule en áreas secas y resalte líneas finas.
  • Áspera al tacto: Al tocar la piel, se puede notar una textura áspera en lugar de la suavidad que se observa en una piel bien hidratada.

Si tienes este tipo de piel, sigue la rutina skincare piel seca que te recomendamos según las características de tu piel. 

La piel seca es un tipo de piel que carece de aceites naturales (sebo) en la cantidad adecuada. Puede ser causada por factores genéticos, condiciones climáticas o uso excesivo de productos de limpieza, entre otros. Tiende a sentirse tirante, áspera y puede mostrar parches escamosos. Además, a menudo, puede haber descamación visible.

La piel deshidratada es el resultado de una falta de agua en la capa superior de la piel, la epidermis. Esto puede ser causado por factores externos como la exposición al sol, viento, calefacción central, o el uso excesivo de productos que eliminan la humedad. La piel deshidratada puede sentirse apretada, incómoda y mostrar líneas finas temporales cuando se pellizca

Si sientes que tu piel está tirante, especialmente después de lavarte la cara, es probable que necesite más hidratación. La tirantez es una señal de que la barrera de humedad de la piel está comprometida.

La aspereza y la sensación de sequedad son signos evidentes de falta de hidratación. Si al tocar tu piel sientes que está áspera o notas áreas secas, es probable que necesite más humedad en tu rutina facial piel seca.

La presencia de descamación o escamas en la piel indica una falta de hidratación. Puedes notar pequeñas partículas secas en la superficie de la piel.

La deshidratación puede hacer que las líneas finas y arrugas sean más visibles. Si notas que estas líneas están más acentuadas de lo normal, puede deberse a la falta de hidratación.

También si sientes incomodidad o picazón en la piel, especialmente después de exponerla a condiciones ambientales adversas, es posible que necesite más hidratación.

Al elegir una crema ideal para tu rutina facial piel seca, es fundamental optar por productos que proporcionen una hidratación profunda y ayuden a restaurar la barrera cutánea. Cremas con ingredientes como ácido hialurónico, glicerina, ceramidas y aceites naturales, como jojoba o almendra, son excelentes opciones para este tipo de piel. Estos ingredientes trabajan en conjunto para retener la humedad, suavizar la textura áspera y reducir la tirantez.

Sigue la rutina facial piel seca que te recomendamos y empezarás a ver resultados. 

El ácido hialurónico es un ingrediente clave, ya que tiene la capacidad de retener grandes cantidades de agua, ofreciendo así una hidratación intensa. 

La glicerina es otro componente efectivo que atrae y retiene la humedad, contribuyendo a suavizar la textura áspera de la piel. 

Las ceramidas, que son lípidos naturales de la piel, ayudan a fortalecer la barrera cutánea, mejorando la retención de agua. 

Además, los aceites naturales como el aceite de almendra o jojoba son ideales para nutrir la piel y proporcionar lípidos esenciales.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Suscríbete a nuestra newsletter y disfruta del 5% de descuento en tu próxima compra.