Conecta con Farmacia Jáuregui

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe en tu correo electrónico nuestras últimas noticias y actualizaciones de producto.

Entra a tu cuenta

¿No tienes cuenta?

Crea una cuenta

Por favor, selecciona todas las formas en que te gustaría saber de nosotros

¿Ya tienes cuenta?

Tu carrito (0)

Cerrar
28Dic.2020
Salud

Todo lo que no sabías sobre el sueño.

Todo lo que no sabías sobre el sueño.

Hoy hablaremos de uno de los temas que más nos preocupa hoy día, y es el sueño. Ni que decir tiene que dormir bien es fundamental, y que cada día se estudia más cómo un sueño de mala calidad va a tener innumerables consecuencias negativas en nuestra salud.

El Observatorio Global del Sueño es un organismo dedicado a la investigación y promoción del sueño saludable. Pues bien, este organismo ha estudiado como en España el 20-30% de la población duerme mal, y el 80% desconoce que tiene un trastorno de sueño.

-Un poco de fisiología.

Para saber qué es un sueño de calidad debemos comenzar explicando un poco el mecanismo del sueño, así que, comencemos con un poco de fisiología…

Muchos habréis oído eso del “sueño-vigilia”, el “ciclo del sueño”, que tenemos un reloj en nuestro organismo…
El ritmo circadiano conocido como “sueño- vigilia” está regulado por un reloj central situado en el núcleo supraquiasmático llamado “Master Clock”, es decir, en nuestra cabeza tenemos el reloj central que regulará nuestro sueño. Nuestro cerebro va a enviar señales relajantes en la fase de sueño, y señales excitantes en la de vigilia. Sin embargo, lo que se ha ido descubriendo es que este reloj central para que funcione bien, debe estar sincronizado con más relojes que tenemos por todo el organismo. Tenemos relojes a nivel del hígado, músculo, intestino, glándula suprarrenal y tejido adiposo.

Cuando estos relojes se desajustan, y en consecuencia, se desajusta el reloj central, aparecen los claros síntomas de un mal descanso como pueden ser: irritabilidad, cansancio persistente, cambios en el estado de ánimo, incluso alteraciones a nivel metabólico (que veremos después).

¿Qué queremos conseguir si nuestra calidad del sueño es mala? Necesitaremos reestablecer el equilibrio biológico que coordina todos los relojes corporales.

-Fases del sueño

Seguimos hablando del sueño, y vamos a conocer cuales son las famosas fases del ciclo del sueño.

El sueño estará compuesto por un sueño REM ( que corresponde con las siglas Rapid Eye Movement, es decir, movimiento rápido de ojos) y un sueño NO REM.
El sueño NO REM se compone de varias fases:
-Fase 1: ocupará un 5% del ciclo del sueño. Esta fase es la del adormecimiento, cuando comenzamos a cerrar los ojillos. Las ondas cerebrales en esta fase serán irregulares.

-Fase 2: ocupará el 50% del ciclo del sueño. En esta fase el sueño es ligero, aparece el clásico bruxismo en algunas personas (apretar los dientes).

-Fase 2 y 4: ocupará el 25% del ciclo. En esta fase la actividad cerebral es más lenta, y se le conoce como la fase de los “terrores nocturnos”.
El sueño REM, ocupará el 20% del ciclo del sueño y la actividad cerebral de esta fase es muy similar a la de la vigilia. Nuestra cabeza aunque no lo notemos echa humo. Aquí es donde tienen lugar los sueños.
Todos estos ciclos se van ha completar casi unas 5 veces, y lo ideal es llegar al final de las fases para conseguir un sueño de calidad.

¿Sabías por qué cuando hacemos más actividad física dormimos mejor?

Es obvio que es porque nos encontramos más cansados. Pero esto tiene una explicación científica. Para hacer ejercicio, nuestro cuerpo tiene que generar como es lógico energía y esta energía generada se denominará ATP. Imaginemos por un momento que este ATP que necesitamos para movernos, son “barritas energéticas”. Una vez que hemos consumido estas “barritas energéticas” su “envoltorio” lo desecharemos. Este envoltorio se denomina adenosina, y para tener un sueño de calidad, cuanta más adenosina tengamos, mejor, y por tango, cuantas más barritas energéticas generemos, mejor dormiremos.

Como hemos visto, nuestro reloj central del sueño se va a ver influenciado por muchos otros relojes del cuerpo, y cómo no, el intestino va a influir mucho en el sueño. El tipo de comida que consumamos y por supuesto, nuestro horario de comidas, afectará a la calidad del sueño. No hay más que comprobar como por ejemplo ahora en Navidad, comidas más copiosas de la cuenta o en horarios fuera de lo habitual, harán que no durmamos tan bien como habitualmente.

Aunque si que es cierto que cada vez se estudia como la genética influencia también en la calidad del sueño, lo que se conoce como hiperexcitación emocional, sumará un tanto en este trastorno, y es que el estrés es nuestro peor enemigo.
Otra de las preguntas clásicas que se nos vienen a la cabeza cuando hablamos del sueño es ¿cuántas horas debemos dormir? Lo ideal serían unas 7-9 horas al día, pero claro, si este sueño no es de calidad, no nos sirve para nada. Necesitamos un sueño reparador, aunque más breve.

Como decíamos al principio hay muchísimos efectos negativos en la falta de sueño. Desde pequeños, es muy importante que los niños duerman bien ya que hay hormonas como la GH (hormona del crecimiento) que no se segregará de forma adecuada si el niño no duerme bien.

¿Sabías que el sueño y el aumento de peso también pueden estar relacionados?

Otras de las últimas investigaciones acerca del sueño se centran en hormonas como la Leptina (hormona de la saciedad) y la Grelina (hormona estimulante del apetito). En personas que duermen mal, la Leptina puede encontrarse disminuida, y la Grelina aumentada. Como consecuencia, se saciarán menos al comer, y tendrán más hambre de forma habitual, por lo que esto predispondrá en un aumento de su IMC (Índice de Masa Corporal)
Sistema Inmune y sueño

Sueño y sistema inmune.

Otra consecuencia de dormir mal, es la debilitación de nuestro sistema inmune. La falta de sueño, dará lugar a la activación del inflamasoma, que consiste en una cascada de reacciones en cadena que se activan mediante la presencia de un estímulo como puede ser un virus, una bacteria…y que dará lugar a diferentes tipos de inflamación en nuestro organismo.

-Intervención en el trastorno del sueño

En resumidas cuentas, lo que buscamos para lograr un sueño de calidad, es intervenir a nivel global. Una intervención a nivel integrativo deberá incluir: alimentación saludable, práctica de ejercicio físico, respetar nuestro ritmo circadiano respetando horarios de sueño y ayudándonos en ocasiones de productos naturales.Además, debemos potenciar nuestra salud emocional y social, y por último, el contacto con la naturaleza.

-El grupo de los benzodiacepinas (el famoso Diazepam, Lorazepam…) son algunos de los fármacos de elección en el tratamiento de trastornos del sueño, pero debemos saber que estas, no solo cronifican el problema, sino que a menudo lo empeoran. Las recomendaciones de su uso son de 2- 4 semanas, ya que uno de los problemas que genera es su TOLERANCIA Y DEPENDENCIA. Por lo tanto, su uso debe estar prescrito por un médico y bajo situaciones puntuales.

-La melatonina, hoy en día es el rey del sueño. La melatonina es una hormona que segregamos de forma natural, y es sintetizada por diferentes órganos (retina, piel, médula ósea, células del tracto gastrointestinal, sistema inmune, cerebelo…). La melatonina por lo tanto no actúa solo a nivel del sueño, sino a nivel global en todo nuestro organismo (a nivel de tiroides, de hormonas sexuales, cortisol…). Los ciclos de sueño -vigilia vana a estar regulados también por la alternancia de la secreción de melatonina y de cortisol (hormona del estrés).

La melatonina interviene sobre todo en la fase de adormecimiento, induce el sueño. La regulación del resto del ciclo del sueño se deberá a la acción de otra serie de hormonas. En ocasiones como cambios en turnos de trabajo, jet lag o desajustes de horario en nuestro día a día, si estaría recomendada.

-Productos naturales. Uno de los productos qué más recomendamos en la farmacia es Sedivitax Pronight. Este producto 100% natural actúa reestableciendo el equilibrio del sueño. Favorece tango la calidad del sueño, como mejora la inducción de este. Está formulado a base de un complejo molecular natural de Pasiflora, Lúpuo y Witánidos. Intervienen restableciendo el ciclo del sueño, regulando tanto nuestro reloj central a nivel del sistema nervioso central, como a nivel sistémico, en el resto de relojes del organismo.

Sedivitax Advanced Pronight